Mismo diámetro externo,

dos cambios y tres mejoras.

 

Ahora cada una de nuestras sartenes y paellas, independientemente de su diámetro externo, tiene una mayor superficie plana, lo que amplía su zona de cocción. Gracias a este cambio en el diseño, la nueva sartén N.20 ofrece la misma superficie de cocción que el modelo anterior de la N.23; la nueva N.23 ahora tiene la misma superficie que el modelo anterior de la N.25 y así sucesivamente en todos los productos.

La relación está en que con los nuevos modelos podés cocinar en su zona plana. Por ejemplo, en una de 20 cm, lo que antes hacías en una de 23 cm.

 

Un salteado más fácil.

Hicimos una pared más perpendicular y menos abierta que permite un salteado más eficiente. Ahora, sólo con movimientos de adelante hacia atrás los ingredientes se saltean con menos esfuerzo, prácticamente sin levantar el producto de la zona de cocción.

Todos los modelos nuevos tienen en su zona plana de cocción una sutil elevación, pronunciada de manera suficiente para que el calor no dilate el acero hacia abajo, pero no tanto, para que no lleve los líquido o la materia grasa hacia los costados. Este cambio es fundamental para quienes cocinan sobre superficies planas como cocinas a inducción o vitrocerámicas, ya que la más mínima curvatura hacia abajo generada por las altas temperaturas en la zona de apoyo, puede generar una pequeña inestabilidad que incomoda mucho a la hora de cocinar.

Nuestras paellas de 15 cm y 35 cm cocinan tan bien como el resto de los modelos. Están fabricadas del mismo material y en el caso de la paella de 35 cm incluso tiene un espesor mayor de 4 mm.

Hoy presentamos cuatro paellas nuevas. Las paellas N.20 y N.25 tienen una altura de 3 cm para lograr un doble propósito: cocinar en ellas y también poder usarlas como platos y comer cómodamente. La paella N.27, con 4 cm de altura, es una opción pensada principalmente para cocinar y llevar al horno o a la mesa como fuente aprovechando su capacidad de mantener el calor y soportar altos cambios de temperatura.